viernes, 26 de junio de 2009




Respirar, abrir los ojos, parpadear por la imponente luz del sol, ¿qué hay?, no hay nada, solo yo y este silencio, ¿ en que momento perdimos la alegría ?, ¿ en que momento perdimos la capacidad de sonreír cada día ?; la vida, compuesta por instantes cambiantes, incoherentes, únicos, inolvidables, fastidiosos y nosotros, personas de diversos tipos, los que tienen todo, los ciegos y lo que no tienen nada... abracé recuerdos de tiempos mejores y la búsqueda a la solución inexistente, me volví ciega, con tantas oportunidades, llena de amor de los cercanos, pero demasiada soberbia, caí en el vacío de la nada, en la nula importancia del todo, sin sueños, sin esperanzas, completamente transparente como un papel celofán, pero siempre esta loca ruleta sigue dando vueltas y gracias a la lluvia de ideas que logra mi mente captar, a los instrumentos que me dan para que mi alma cambie de color y al verde que le da el circo a mi mundo : )

2 comentarios:

vangelisa dijo...

a veces el silencio es necesario
un beso

Nicole :) dijo...

completamente : )